Saltear al contenido principal

Quien desee pasar sus vacaciones en un remanso de paz, junto al mar, pero en contacto directo con la flora y la fauna regional esteña, nada más aconsejable que el balneario de Piriápolis, ubicado a 100 kilómetros de Montevideo, y a sólo 30 de Punta del Este.

 

Una graciosa bahía encerrada entre boscosos cerros, formando abierta herradura costera, acompaña el desarrollo urbanístico de la ciudad playera más tradicional del país.Sencillez y cordialidad de pobladores y prestadores de servicios turísticos son atributos apreciados por el visitante extranjero.

 

La belleza paisajística y las diversas posibilidades de efectuar diferentes paseos y actividades deportivas, sociales y culturales, atraen personas de la región a Piriápolis, donde todo el año es temporada gracias a la oferta de salud.

 

Desde lo alto de sus cerros se tiene una visión plena de la pequeña ciudad que trepa las laderas y la sensación de ser dueños de toda la tranquilidad del planeta.Sus principales atractivos son los siete cerros que lo rodean y una oferta turística que contempla todos los gustos.

 

Piriápolis brilla en verano cuando recibe a miles de visitantes que llenan sus terrazas, heladerías, el casino, sus discotecas y restaurantes. Otro de los tesoros del balneario es la Reserva de Fauna Autóctona ubicada en la falda del Cerro Pan de Azúcar.

 

Información del Ministerio de Turismo

Volver arriba